Punto de encuentro

 

 
 
Este curso queremos ser Punto de Encuentro. Queremos vivir con autenticidad 
los encuentros con los demás, desde su significado más pleno, y estar abiertos a 
que esos encuentros nos transformen.  
 
Queremos experimentar que, cuando vamos hacia el otro, cuando se produce el 
encuentro, sucede un cambio tanto en nosotros como en la otra persona y algo 
nuevo surge. Es como si cada uno fuéramos de un color y al unirnos, al 
encontrarnos con otra persona, apareciera un color nuevo, fruto de la mezcla de 
los colores de cada uno. Y así sucede con cada encuentro: cada uno somos 
distintos y aportamos nuestra personalidad, nuestros valores, nuestros sueños, 
nuestras ideas y, al coincidir, al encontrarnos, todo eso se funde y sirve de 
semilla para que nazca algo nuevo que tiene parte de cada uno de nosotros. 
 
Así queremos que sea este nuevo curso: una oportunidad para encontrarnos de 
verdad en la convivencia diaria, una ocasión para vivir nuestras relaciones con 
generosidad, con sencillez, con alegría, para que sean relaciones llenas de 
sentido, para acercarnos a los demás dispuestos a dar lo que necesitan, a darnos. 
 
Cuando vas al encuentro de los demás, algo cambia en ti y en el otro, algo nuevo 
surge. Este curso queremos ser propiciadores de encuentros, queremos ir hacia el 
otro, acercarnos, tomar la iniciativa, no quedarnos instalados en la comodidad ni 
en la indiferencia.  
 
Queremos ir hacia el otro para acompañarle, para trabajar juntos, para colaborar, 
para ofrecer lo que tenemos y lo que somos, para llevar a su vida el cuidado, la 
ternura, para simplemente estar cerca y que sepa que puede contar con nosotros. 
 
Nuestro objetivo es que este curso los demás nos vean como punto de 
encuentro: disponibles para quien necesite ser escuchado, para quien busque 
apoyo, para quien se sienta solo, para construir algo nuevo juntos, y disponibles 
también para que Dios nos encuentre. 

Compartir

Sobre nosotros

Somos un colegio cercano al alumno y a la familia. Nuestra educación contempla al alumno en su cercanía, desarrollamos el proceso de enseñanza - aprendizaje en colaboración con la familia y lo llevamos a cabo desde un ideario implicado con la realidad personal de cada alumno. Trabajamos para que nuestros alumnos aprendan a saber escuchar y aceptar a los demás aunque tengan una forma de ser y de obrar distinta a la propia y basándose siempre en el respeto íntegro hacia el otro y sus ideas.