PASTORAL

 

KENIA

El proyecto solidario de este curso nos lleva a África. En la localidad de Nakuru, en Kenia, las Hermanas Trinitarias trabajan para atender y mejorar la vida de los niños de la calle.

Allí cuentan con dos centros de día y una escuela hogar donde reciben a niños y niñas de entre 6 y 15 años. Con nuestro proyecto vamos a colaborar en:

Construir dos aulas: 13.800 €
Construir cuatro baños y dos duchas: 9.500 € Construir comedor y cocina: 14.000 €

Total: 37.300 €

 

 

 

 

NUESTRO LEMA PARA EL CURSO

"JUNTOS SOMOS INVENCIBLES"

 
El lema "Juntos somos invencibles" resalta la idea de que, cuando nos unimos en comunidad, podemos lograr cosas extraordinarias y superar cualquier desafío. Este lema toma aún más relevancia cuando consideramos el proceso de sentirnos llamados en nuestro interior y cómo esa llamada nos impulsa a reconocernos a nosotros mismos y a comprometernos con el mundo.
El proceso de sentirnos llamados en nuestro interior es un momento de profunda reflexión y conexión con nosotros mismos. Es cuando comenzamos a escuchar la voz interior que nos guía y nos invita a descubrir nuestro propósito y vocación en la vida. Esta llamada puede manifestarse de diferentes maneras: puede ser una pasión ardiente por una causa, un talento o habilidad particular, o una sensación de que hay algo más grande a lo que estamos destinados.
 
Cuando nos sentimos llamados en nuestro interior, experimentamos una sensación de despertar y una comprensión más profunda de quiénes somos y qué estamos destinados a hacer. Reconocemos que somos seres únicos, dotados de dones y talentos especiales, y que tenemos la capacidad de marcar una diferencia en el mundo.
 
Es en este punto donde el lema "Juntos somos invencibles" cobra sentido. Reconocemos que no estamos solos en nuestra búsqueda y vocación. Nos damoscuenta de que hay otros que también han sentido su llamado interior y están comprometidos con hacer del mundo un lugar mejor. Al unirnos en comunidad, nos apoyamos mutuamente, compartimos nuestras experiencias, conocimientos y recursos, y nos fortalecemos unos a otros en nuestra misión común.
 
Cuando nos comprometemos con el mundo desde nuestra llamada interior, nos volvemos conscientes de las necesidades y los desafíos que enfrenta la humanidad. Nos damos cuenta de que nuestras acciones y decisiones tienen un impacto en los demás y en el entorno que nos rodea. Nos comprometemos a utilizar nuestros talentos y dones para servir a los demás, para promover la justicia, la compasión y la solidaridad, y para contribuir al bienestar y la transformación de la sociedad.
 
En este compromiso, nos damos cuenta de que no estamos solos. Estamos rodeados de otros que comparten nuestra visión y propósito. Juntos, podemos enfrentar los desafíos que parecen insuperables, superar obstáculos y lograr un cambio significativo. Nos fortalecemos mutuamente en momentos de dificultad, nos inspiramos y nos motivamos a seguir adelante, sabiendo que juntos somos capaces de hacer una diferencia real en el mundo.
 
En resumen, el lema "Juntos somos invencibles" se relaciona con el proceso de sentirnos llamados en nuestro interior y cómo esa llamada nos lleva a reconocernos a nosotros mismos y a comprometernos con el mundo. Al unirnos en comunidad, nos apoyamos mutuamente y nos fortalecemos para enfrentar los desafíos y lograr un cambio positivo. Juntos, podemos ser una fuerza poderosa que transforma el mundo y hace posible lo que parecía imposible. 

FORMACIÓN PASTORAL

En FEST creemos que todo el personal de nuestros centros educativos somos agentes evangelizadores, ya que entendemos la